ir al contenido
“La instalación de minas antipersonal es un crimen de guerra y debe ser llamado como tal”, Alto Comisionado para la Paz, sobre decisión de la JEP.

Alto Comisionado para la Paz

“La instalación de minas antipersonal es un crimen de guerra y debe ser llamado como tal”, Alto Comisionado para la Paz, sobre decisión de la JEP.

Bogotá , 04/02/2021

Foto: Comunicaciones OACP

​Hoy la Justicia Especial para la Paz reconoció a la primera víctima por este delito atribuido al antiguo Frente Sexto de las FARC.

 

Bogotá D.C 4 de febrero de 2021. A propósito del anuncio realizado hoy por parte de la JEP, el Alto Comisionado, Miguel Ceballos, señaló que “hoy la Justicia Especial para la Paz tomó una decisión histórica, ha reconocido como víctima a un soldado profesional del Ejército de Colombia, quien fue herido por una mina antipersonal.” 

El funcionario explicó lo que esta determinación significa para las poblaciones más afectadas por estos artefactos “Con esta decisión, la Justicia Especial para la Paz empieza ha desarrollar el caso 05, en el cual se estudian violaciones al Derecho Internacional Humanitario contra poblaciones del norte del Cauca y del sur del Valle del Cauca; son 83 poblaciones que colectivamente están siendo beneficiadas de estas decisiones, 34 de las cuales son comunidades indígenas, 47 son consejos comunitarios afrodescendientes y 2 organizaciones de víctimas.”


Ceballos Arévalo se refirió de lo que significa para el país “Es muy importante para Colombia que este crimen de la instalación de minas antipersonal sea considerado por primera vez por la Justicia Especial para la Paz un crimen de guerra. Nosotros desde la Oficina del Alto Comisionado Paz y del Gobierno del Presidente Iván Duque, continuaremos en la limpieza del territorio de minas antipersonal”.


Así mismo recordó la tarea desarrollada por primera vez en la historia de Colombia, que en tan sólo tres años de un gobierno, ha logrado entregar casi 42% del total de los municipios libres de sospecha de minas, con miras a cumplir la meta del cuatrenio de 190 municipios libres de sospecha de minas antipersonal.