ir al contenido
“Las ideas con método, se hacen realizables”.

Territorios de paz

“Las ideas con método, se hacen realizables”.

Puerto Leguízamo , 11/12/2020

Foto: Comunicaciones OACP

​​​​​· Crónica de cómo la implementación de un Consejo Departamental de Paz, llevó felicidad a un corregimiento del Putumayo.

Esta es la historia de un joven que es enlace de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP) en el Putumayo, y quien desde su trabajo propuso organizar una jornada de paz que llevó alegría y ayudas a niños, jóvenes y adultos, de un distante corregimiento de su departamento.

Por, Víctor Hugo Gamba

Ezequiel Ortíz es hijo adoptivo de Putumayo, tiene 37 años, 1:70 de estatura, es padre de José David, su pequeño de 4 años. Filósofo y asiduo lector, amante del pescado y la rica comida de su departamento.

Ejerce como enlace de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz en el departamento del Putumayo, labor que desempeña con humildad, amabilidad y decoro.


eze4.jpg
​Y es que esta historia nace a raíz de una compleja situación de orden público que se vivió en la inspección de Yurilla, -distante a 8 horas del casco urbano del municipio de Puerto Leguízamo, Putumayo-, el pasado 24 de octubre.



A raíz de una situación compleja se organizó un consejo de seguridad el domingo 25 de octubre, en el cual se definió viajar junto a funcionarios de la Gobernación y los mandos militares del departamento, a la inspección.

Y es que esta historia nace a raíz de una compleja situación de orden público que se vivió en la inspección de Yurilla, -distante a 8 horas del casco urbano del municipio de Puerto Leguízamo, Putumayo-, el pasado 24 de octubre.

A raíz de una situación compleja se organizó un consejo de seguridad el domingo 25 de octubre, en el cual se definió viajar junto a funcionarios de la Gobernación y los mandos militares del departamento, a la inspección.

“Estuvimos allá visitando la comunidad, mirando lo que había ocurrido. Y ese día le propuse al gobernador que hiciéramos un Consejo Departamental de Paz en esa zona", indicó Ezequiel.

Recordó que uno de los principales objetivos de su trabajo, implementado por el Gobierno del Presidente Iván Duque, es impulsar estos espacios de diálogo y concertación para construir paz territorial.

Y su idea de realizar un Consejo Territorial de Paz se materializó, pues diferentes entidades estatales se unieron, lideradas por la gobernación del Putumayo, y prepararon una Jornada de Asistencia Humanitaria para la inspección de Yurilla. En el marco de esta jornada, se realizaría el Consejo Territorial de Paz.


​​eze5.jpg

Al llamado se unieron la Unidad Nacional de Víctimas, el Ejército Nacional, las alcaldías de Puerto Leguízamo (Putumayo) y Solano (Caquetá), y el Hospital María Angelines, así como la empresa privada.

Se fijó como fecha para la realización de la jornada el sábado 7 de noviembre.​


La jornada de paz

La maratónica jornada de Ezequiel inició ese sábado a las 4 a.m. cuando se levantó y terminó de preparar unos regalos que había conseguido días atrás; uniformes deportivos y un material de papelería que llevaría a la inspección.


​​eze2.jpg

Hacía las 5:00 a.m. salió con destino al Batallón Santana del Ejército, junto a unos funcionarios de la gobernación, Llegamos, entregamos material, y salió un primer vuelo llevando material y las personas del Ejército que iban a construir un parque infantil en la inspección", recordó.

A las 8:30 a.m. hizo fila y abordó el helicóptero, ese pájaro de acero de color azul y blanco, en el cual viajaban 16 personas que ayudarían a realizar la jornada. 

“Llegamos a Yurilla sobre las 9:45 a.m. pasamos por el puesto de salud donde ya estaban haciendo una jornada médica, en marco de la asistencia humanitaria que se había coordinado con las entidades", dijo.


Luego caminó hasta la caseta comunal, donde se realizó un primer evento denominado 'Diálogo para la Paz', junto a la comunidad.

​​eze3.jpg

Participaron el gobernador del Putumayo Buanerges Rosero, el alcalde de Puerto Leguízamo, Rubén Arturo Velásquez, y el alcalde de Solano, Caquetá, Edinson Tascon Rubio, quien asistió porque la población de Yurilla es atendida en algunos temas, por parte de este vecino municipio.

También intervinieron miembros de la comunidad, y un vocero de 7 veredas aledañas que hacen parte de la inspección. Se dispusieron 4 mesas de trabajo; tierras, educación, salud, infraestructura y vivienda.

“Ellos dispusieron de unos delegados de la comunidad, cada uno habló de esos temas haciendo solicitudes puntuales", afirmó Ezequiel. Al finalizar, las autoridades departamentales y municipales comprometieron alrededor de 500 millones de pesos para las necesidades de los habitantes de Yurilla.

eze6.jpg​​

Mientras sucedía este diálogo, se hizo paralelamente una jornada de asistencia humanitaria a esta comunidad putumayense, además de la brigada de salud que realizó el hospital María Angelines, ESE de Puerto Leguízamo. Allí estuvo la Unidad de Víctimas que entregó asistencia humanitaria; zapatos, ropa y alimentos, a las personas víctimas del conflicto.


Mientras sucedía este diálogo, se hizo paralelamente una jornada de asistencia humanitaria a esta comunidad putumayense, además de la brigada de salud que realizó el hospital María Angelines, ESE de Puerto Leguízamo. Allí estuvo la Unidad de Víctimas que entregó asistencia humanitaria; zapatos, ropa y alimentos, a las personas víctimas del conflicto.

Y mientras tanto el Ejército, a través de su Sexta División estaba instalando un parque infantil, una iniciativa militar denominada 'Fábrica de sonrisas'.


​​eze9.jpg

“En articulación con OACP, nosotros apoyamos haciendo puente con una empresa privada, que fue quien les entregó a la Gobernación y al Ejército los materiales que se requerían para la construcción de ese parque", manifestó Ezequiel.

Ya después siguió el almuerzo, un rico plato típico de la región patrocinado por la alcaldía de Puerto Leguízamo.

Acto seguido equipos de trabajo entregaron uniformes deportivos y kits escolares a los niños y niñas del corregimiento.

“Eso fue satisfactorio, cuando yo me acerqué los niños y niñas estaban muy felices y muy contentos, nunca habían visto la institucionalidad ahí presente", afirmó Ezequiel.

Y agregó: “Tengo entendido que en los más de 40 años que tiene esta comunidad, es la primera vez que va el Estado a este corregimiento".

Funcionarios del hospital también entregaron kits de bioseguridad y toldillos a estos putumayenses, recordándoles las previsiones de salud que deben tener por cuenta de la pandemia del Covid.


Sesión del Consejo Departamental de Paz

Después del almuerzo, a la 1:30 p.m. se dispuso la realización del Consejo Departamental de Paz, -el sueño que había tenido Ezequiel-, y el cual se llevó a cabo en el colegio de Yurilla, único sitio del corregimiento que tiene internet, gracias a la instalación de un kiosko de Vive Digital.

​​PHOTO-2020-12-10-19-37-08.jpg

Sobre las 2:00 p.m. se obtuvo conexión vía internet con Mocoa, y por ende con los consejeros del departamento. Se conectaron más de 40 personas, se verificó quorum y se procedió a la instalación.

Dijo el mandatario departamental Buanerges Rosero en la instalación, que todo ese esfuerzo que se hacía era para que llegara el Estado y la institucionalidad a estos territorios.


 


​​PHOTO-2020-12-10-19-37-29.jpg


"Y agradezco al Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, por todo este apoyo, y porque gracias a hechos como este se ha venido fortaleciendo el Consejo de Paz, y la construcción de paz y defensa de DDHH en el territorio", manifestó.​​

Luego se hizo un análisis donde se miraron escenarios de riesgo y lo que ha ocurrido este año frente a las dificultades de orden público que ha habido, y las respuestas que han dado las entidades territoriales.

Posteriormente los consejeros presentes hicieron recomendaciones para el gobernador y el alcalde de Puerto Leguízamo, también hablaron los voceros de los indígenas, de defensores de DDHH, y de la Defensoría del Pueblo.  

A su turno, el alcalde de Puerto Leguízamo habló sobre todos los compromisos adquiridos en Yurilla, e indicó que el seguimiento a esos compromisos, lo va a hacer el consejo departamental y el consejo municipal de paz.

Finalmente, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, -a través de Ezequiel-, hizo su intervención agradeciendo todos estos espacios de diálogo social y participación ciudadana, los cuales llevan paz territorial a las regiones. El cierre del consejo se hizo pasadas las 4:00 p.m.


PHOTO-2020-12-10-19-38-16.jpg

A las 4:45 p.m. llegó el helicóptero que recogería a ​Ezequiel y funcionarios, hecho por el cual se despidieron de la comunidad putumayense de Yurilla.

“Me reuní con miembros de la comunidad, estaban muy contentos y felices por la gran jornada sabatina. La gente nos fue dando las gracias por todo el trabajo realizado", expresó.


A las 5:00 p.m. abordó el pájaro de acero y despegaron al Batallón de Santana en Puerto Asís, la jornada había terminado.

Durante el vuelo, Ezequiel recordó unas palabras que le dijo ese día en el desayuno el Comandante de la Brigada 27 del Ejército: “las ideas con método, se hacen realizables". Y en este caso, fue así.


​​PHOTO-2020-12-10-19-38-34.jpg

Finalmente recordó una frase que le dijo Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, cuando asistió al Consejo Departamental de Paz el pasado 11 de febrero en el departamento:

“Gracias Ezequiel, porque con este trabajo de los Consejos Departamentales de Paz, a través de la Oficina, se está construyendo la paz del día a día en el Putumayo y en Colombia".​


No en vano, al inicio del Gobierno del Presidente Iván Duque 60 municipios contaban con estos Consejos, a la fecha la Oficina del Alto Comisionado para la Paz los ha implementado en 530 municipios de Colombia.​